Cómo quitar un tapón de cera del oído en casa

¿Quieres saber cómo quitar un tapón de cera del oído en casa? La cera o cerumen es una sustancia serosa que aparece en el conducto auditivo externo, que se fabrica constantemente. Habitualmente, la cera se va desplazando poco a poco hacia fuera de manera natural, pero en ocasiones puede acumularse.

Cuando se inicia esta acumulación, es cuando hay riesgo de que se formen tapones de cera. Estos, se consideran como tal cuando la retención de cerumen llega a producir una oclusión significativa del canal auditivo, momento en el cual el tapón puede provocar algunos síntomas, como la reducción de la capacidad auditiva.

En estas situaciones, lo más frecuente y recomendable es acudir al médico. Sin embargo, también hay quien trata de limpiar y quitar el tapón de cera del oído en casa. En cualquier caso, esto no debe realizarse a la ligera ni de cualquier manera, ya que el oído es una zona muy delicada. 

Por eso, contamos cómo quitar un tapón de cera del oído en casa correctamente y qué acciones deben evitarse.

Ante cualquier problema auditivo mayor, es fundamental acudir a un otorrino especialista en la materia. En Previsión Médica ofrecemos las mejores pólizas de salud, y los mejores especialistas en cada ámbito.

Cuándo se debe quitar un tapón de cera del oído

La pertinencia de la extracción de un tapón de cerumen dependen de la situación del mismo. A veces, no es necesario extraerlos si no suponen molestias y la propia extracción puede ser más problemáticas que esperar a que salga por sí sólo. Sin embargo, en otros casos un tapón de cera en el oído puede llegar a ser muy incómodo.

La acumulación de cerumen puede ser desde completamente asintomática hasta causar molestias importantes. Los síntomas más frecuentes de este tipo de retención en el oído son:

  • Hipoacusia, es decir, reducción de la capacidad de oír
  • Inestabilidad ligera, ya que el sentido del equilibrio se encuentra en el oído
  • Presión, picor o dolor en el oído
  • Acúfenos, pitidos o zumbidos en el oído

Si se sufre cualquiera de estos síntomas y se sospecha que se puede tener un tapón de cera en el oído, la mejor recomendación siempre es acudir al especialista, quien posee todos los elementos de juicio para decidir sobre su extracción.

En general, la indicación de quitar el tapón de cera va acorde a la aparición de síntomas, pero también a su convivencia con otras afecciones del oído, como:

  • Otitis externa.
  • Pacientes con una operación de oído previa.
  • Otitis media crónica.

Además de cualquier otra situación o patología que el otorrino considere, y que marque la necesidad de extraer el tapón.

Qué usar para quitar un tapón de cera del oído

Una vez que se ha indicado quitar el tapón de cera del oído, los médicos suelen utilizar 1 de los siguientes métodos para hacerlo:

  1. Legra o pinzas: Este es el nombre de un objeto instrumental médico alargado con una curva al final que facilita la extracción de cera. Con el mismo objetivo se usan unas pinzas delgadas.
  2. Irrigación: Los irrigadores de agua también son utilizados diariamente para ablandar la cera y extraer el tapón. Con ellos, se echa agua a presión que lava el conducto auditivo, por lo que se evita usarlo en caso de problemas dermatológicos o timpánicos en el oído.

Para pacientes con taponamientos de oído recurrentes, en ocasiones los profesionales recetan gotas que ayudan a que estas acumulaciones no se produzcan. En cualquier caso, todos estos remedios deben utilizarse sólo en base y de acuerdo a las indicaciones del especialista médico.

Cómo quitar correctamente un tapón de cera del oído en casa

Si bien lo recomendable es, como acabamos de exponer, acudir a atención primaria en caso de que un tapón de cera nos esté molestando, hay determinados hábitos de higiene que podemos adoptar para quitar un tapón de cera del oído en casa:

  1. En primer lugar, si se está completamente seguro de que no hay infección en el oído, se pueden utilizar gotas presentes en la farmacia precisamente para estos casos, que permiten ablandar la cera en 24 a 48 horas.
  2. Después de haber respetado el tiempo necesario para que las gotas hagan su labor, irrigamos agua templada en el oído taponado. Para ello, se debe colocar la cabeza de lado, con el oído del tapón hacia arriba y tirar desde la parte externa del oído hacia atrás. 
  3. Entonces, irrigar agua con una pera o irrigador y, después, girar la cabeza hasta dejar el oído taponado mirando al suelo y dejar que el agua salga.

A continuación, sólo se tendrá que secar el oído con una toalla suavemente. Es posible que el tapón no salga a la primera, pero si se repite este proceso varias veces se ayudará a que la cera se ablande progresivamente y se desplace hacia fuera del canal auditivo.

En cualquier caso, si se siguen notando molestias, no se deben intentar otros métodos y lo recomendable es visitar al médico de cabecera para quitar el tapón de cera del oído.

No intentar quitar el tapón de cera con un bastoncillo

Esta es una prevención fundamental a la hora de intentar quitar un tapón de cera del oído en casa: no lo hagas con bastoncillos.

Si bien el uso de los bastoncillos está sumamente extendido, sin embargo, no son adecuados ni para la higiene habitual del oído, aún cuando no hay tapones, ni cuando estos aparecen. 

El motivo es que, debido a su morfología, los bastoncillos de las orejas normalmente sólo consiguen empujar el tapón aún más hacia dentro del oído, dificultando su extracción y facilitando daños en el tímpano o el canal auditivo.

Asimismo, cualquier otro objeto que se introduzca de la misma manera (horquillas, etc.) provocará un idéntico resultado.

Factores que promueven la acumulación de cerumen en las orejas

De por sí, se debe saber que hay algunas etapas vitales en las que hay mayor propensión a sufrir tapones de cera, concretamente en la infancia y la vejez.

Esto se debe, en el caso de los niños, a que se produce más cantidad de cerumen en la infancia, lo que sumado a un conducto auditivo aún en crecimiento, favorece la acumulación. Por su parte, en la vejez lo que ocurre es que disminuye la capacidad de autolimpieza del canal auditivo.

Además de estos momentos vitales, hay otros elementos que facilitan la aparición de tapones de cera en el oído:

  • Conducto auditivo más estrecho de lo normal
  • Uso de prótesis para la audición
  • Uso de bastoncillos
  • Piel seca

Además, el uso o colocación incorrecta de auriculares o tapones para dormir, también puede potenciar la aparición de tapones, aunque en general habrá personas más tendentes a tenerlos que otras.

Con esta información se cuenta  con todos los datos necesarios para saber cómo quitar un tapón de cera del oído en casa, además de conocer los síntomas y riesgos que esto puede provocar. Desde Previsión Médica, compañía de seguros médicos, recomendamos acudir a un especialista para obtener una valoración profesional y seguir siempre y en todo momento las prescripciones de un otorrino.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

Promedio de puntuación 4.6 / 5. Recuento de votos: 19